lunes, 28 de junio de 2010

la brújula y la luna llena


El sábado 26 de junio a la 13:30h la Luna estaba llena, pero no la podríamos ver hasta las 22:02h. Como ahora a principios de verano el crepúsculo se alarga sin prisas podíamos disfrutar de una espléndida salida de Luna cuando aún quedaba luz en el cielo hacia el este. Las nubes de tormenta volvieron a aparecer, como el mes pasado, pero esta vez estaban altas en el horizonte y un cielo gris azulado, como una cortina plomiza nos hizo dudar de poder verla. Subimos a lo alto para dominar la llanura y de repente asomó con una tenue luz rojiza. Subió rápido, redonda y grande y fue cambiando de color hacia el naranja pálido y el amarillo antes de que las nubes de tormenta la escondieran. Unos minutos después empezó a llover y los rayos terminaron por decidir que era el momento de bajar. Hubo luna llena y tormenta (también de polvo, como en el desierto) y risas y unas cañas para celebrarlo. ¡¡¡Seguro que este es el inicio de muchas salidas más para ver el cielo y aprender a leer los mapas con una brújula!!! Lo mejor de todo es que disfruté de la luna con tres soles que brillaban tanto como ella. A la peque seguro que le hubiera gustado venir, así que la espero en las siguientes aventuras…

2 comentarios:

Luisa dijo...

Una bonita foto. Me gusta mucho.

Irina Alonso Giménez dijo...

Por supuesto que es el principio de muchas!
Y gracias, tu si que eres un solete, algo seco, pero solete,jejeje